Viajar en la ruta 61-A es sortear al destino y los asaltos  Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Viajar en la ruta 61-A es sortear al destino y los asaltos

En la colonia Francisco I. Madero es donde ocurre mayor cantidad de actos delictivos en transporte público.

Puebla. El 13 de enero asaltaron a Santiago, operador de la unidad 46 de la ruta 61-A; el atraco sucedió en la colonia Francisco I. Madero, a escasas calles de la base.

En 30 años manejando transporte público este es su segundo asalto, el más peligroso porque creyó perder la vida por 800 pesos.

El 16 de octubre de 2020 una pasajera de la tercera edad perdió la vida por un paro cardíaco ocasionado por un asalto armado abordo de la unidad 49 de la misma ruta.

Y a decir de Santiago, hay varios puntos en la ciudad que requieren mayor vigilancia por parte de las policías municipal y estatal.

Antonio suma cinco años manejando la misma combi, a él "no le ha tocado" que lo atraquen, pero diario escucha casos de compañeros, por ello pide más seguridad, no solo para los operadores, sino para el de por sí escaso pasaje.

Además, de la delincuencia diaria, el transporte público padece los estragos de la pandemia sin clases, escaso trabajo y con la reducción de movilidad y horarios de los decretos estatales.

En la ruta 61-A hay 51 unidades, pero sólo trabajan 35 chóferes, a quienes se les redujo media vuelta de hora y media, por lo que completar la cuenta es cada vez más complicado.

INFORMACIÓN: DAVID ALVÍDREZ, TELEDIARIO PUEBLA